Mundial de Ciclocross. Esteban: “¿Top 15? Complicado, pero es lo que aspiramos”

  • Por  RFEC
  • Publicado en Ciclocross
  • Valora este artículo
    (0 votos)

Cuatro corredores componen la selección élite que participará el domingo 29, a partir de las 15:00 en el Mundial de ciclocross. Se trata de Ismael Esteban, Javier Ruiz de Larrinaga, Kevin Suárez y Aitor Hernández, en una selección que parece clara ya que los cuatro han estado por encima del resto durante todo el año, aunque también es cierto que Esteban ha sido superior a todos.

Precisamente el campeón de España ha sido el primero en llegar a Bieles. Lo hacía ayer a mediodía, alojándose a escasos 7 kilómetros del escenario mundialista, y le dio tiempo a ver cómo se estaba montando el circuito, con la idea de poder entrenar hoy mismo.

La primera impresión del cántabro es positiva, comparada con la mala experiencia del domingo. “Mucho mejor que Hoogerheide, que parecía un criterium, con un recorrido totalmente plano y rodando en grupo. Por eso cuando tuve el enganchón, que me afectó al manillar perdí mucho tiempo y al irse tan rápido no pude remontar. Estoy acostumbrado a carreras de cada uno hace lo que puede, no de grupo. Larri me dijo que tuviera paciencia y quizá fue lo que me faltó. Sentí impotencia, pero al final la lectura que hago es que fue un buen entrenamiento”. Pensando ya en el recorrido del Mundial añade que “es un circuito que no tiene nada que ver, con subidas y bajadas guapas, con contraperaltes. Lo veo más duro que Zolder –escenario del año pasado-. Y sí, si me ha gustado”. Esteban añadía que “estaba bastante nevado, helado en algunas zonas, pero no va a ser rápido porque hay zonas de arena que estaban sin pisar y si suben las temperaturas como parece no va a ser muy rápido, lo que me favorece”.

Lo que menos le gusta al cántabro es la salida. “En Hoggerheide tuve un problema, pero como era en cuesta pude remontar, aunque luego tuviera el enganchón del manillar. La salida de Bieles es muy plana, y por eso es complicada si tienes algún problema. Creo que salgo de tercera fila”. En cuanto a la táctica, lo tiene claro: “Arrancar a tope, poner una brida en el acelerador para que no se suelte y hasta el final. Aquí hay pocas estrategias que valgan. Por lo menos los que no estamos delante. Eso sí, procurar no tener fallos y no descentrarse mentalmente”.

Haber quedado el duodécimo en una Copa del Mundo puede suponer tener unos objetivos ambiciosos. “¿Top 15? Es complicado pero es a lo que aspiramos. No es nada fácil repetir lo que hice en Italia. La gente cree que ganar es lo difícil, pero en pruebas como un Mundial o una Copa del Mundo hay navajazos en cada curva por ganar un puesto, incluso cuando vas el veinte, y al final no tiene la repercusión que merece. De eso te das cuenta sólo cuanto estás en carrera. Lo importante el domingo es que la gente nos vea con ganas de luchar, de pelear, ya que nos va a beneficiar a todos”.

Por último Esteban apuesta claramente por un nuevo mano a mano entre Mathieu Van der Poel y Wout Van Aert. “No es que estén un punto por encima de los demás, es que están dos o tres, incluso de Van der Haar. Las referencias del domingo no nos valen”.

Larrinaga: “Demostrar que estoy mejor que mis resultados”

Así, casi sin darse cuenta, Ruiz de Larrinaga llegará el domingo a su décimo Mundial consecutivo. “Es algo que no me van a quitar, la experiencia de todos estos años y seguir teniendo la ilusión, las ganas de hacerlo lo mejor posible. Han cambiado mucho las cosas y pienso que a mejor, aunque la competencia es cada vez mayor”. Y en este sentido apunta un dato objetivo: “En mi caso estoy mejorando técnicamente y estoy más cerca en tiempo de los primeros, pero no mejoro puestos”.

El alavés llega con la ilusión de “poder demostrar que estoy mejor que los resultados que he obtenido. Este año ha sido un poco irregular, pero, desde Namur, creo que el último mes ha sido bastante bueno. Físicamente llego bastante bien, pero como te decía antes hay que ser realistas y un puesto entre los treinta primeros sería lo normal. ¿Por encima? Me muestro más cauto porque la experiencia me dice que en un Mundial no falla nadie”.

Larrinaga, que se encuentra en Bruselas, comenta que “hasta que no vea el circuito no me puedo hacer una idea. No soy un corredor explosivo, por lo que preferiría que fuera lento, con algo más de barro, y es lo que parece que tendremos si suben las temperaturas el fin de semana. Y en esas circunstancias, en un circuito pesado, Van der Poel y Van Aert son más favoritos que nunca. Solamente si hay un recorrido más rápido puede haber margen para la sorpresa”.

La pregunta sobre su compañero Ismael Esteban es obligada. “Después de lo de Roma estaba supremotivado y me imagino que tras lo de Hoogerheide, decepcionado. Pero ni entonces era un fuera de serie ni ahora es malísimo. Pero estamos hablando de alguien que ha hecho el doce en una Copa del Mundo. Yo no viví los tiempos de David Seco, pero como decía, ahora es bastante complicado, ya que creo que hay más nivel. Pero sería bueno que estuviera luchando por quedar lo más arriba posible, para demostrar que el ciclocross español está subiendo, aunque a algunos no terminen de creérselo”.

De la misma forma opina sobre Felipe Orts y los juniors. “El primer año cuando vine el objetivo de casi todos era el que no nos doblasen, poder acabar. Ahora tenemos corredores con piernas para estar muy adelante. Lo qu tenemos que procurar es que después de los resultados del año pasado no salgan con presión, ya que si salen tranquilos y no cometen errores estarán arriba. Y no será algo de este año, ya que tienen mucho futuro. Hay que exigirles poco a poco, no como a nosotros, que esa presión ya no nos afecta”.

Suárez: “Siempre me gusta exigirme”

“Al final me salió una Copa del Mundo decente”. Así resume Kevin Suárez su actuación el pasado domingo en Hoogerheide. “Es verdad que el 30 no es un gran resultado, pero lo mejor es que habiendo corrido sábado y domingo, la sensaciones fueron buenas. Saliendo desde la sexta fila era complicado coger la cabeza, pero me mantuve sin problemas en un segundo grupo”.

El cántabro considera que las referencias de la Copa del Mundo no van a ser muy válidas. “Hasta que no llegue allí el viernes no sabremos el tipo de recorrido que es. Nunca se ha disputado allí una prueba y ninguno tenemos referencias. Parece un circuito rápido, pero a ver como aguanta hasta el domingo. Si suben las temperaturas, a poco que el sol pegue, se hará más técnico, más embarrado pero más patinoso”.

En cuanto a sus opciones es realista. “Saliendo desde la quinta fila, es decir, desde bastante atrás, será complicado la cabeza. Pero hay que luchar por salir lo mejor posible y coger tu ritmo, estar en el grupo que puedas. Estar entre los 25 primeros sería un gran resultado, pero hay que ser realistas”. Eso sí, a Suárez no le vale el hecho de ser debutante en la categoría para ser conservador. “Siempre me gusta exigirme y después de un año tan irregular, me gustaría acabar la temporada con buen sabor de boca”.

El subcampeón de España termina diciendo que “de este fin de semana no se pueden sacar conclusiones de cara al Mundial, aunque Van der Haar vuelve a estar a un buen nivel como demostró ganando las dos pruebas. Si el circuito se pone más pesado, Van der Poel es el máximo favorito, pero a Van Aert nunca hay que descartarle y ojo con Pauwels, que siempre está ahí en las grandes citas”.

Hernández: “Ismael va a medir el nivel de todos”

El fin de semana fue agridulce para Aitor Hernández. “El sábado corrí muy a gusto, con muy buenas sensaciones, y lo di todo. Pero el domingo lo pagué y no sólo por el cansancio. Hacía bastante frío, salí sin perneras, todo caliente, incluso cuando los belgas lo hicieron, y lo acusé. A estas alturas de la temporada todo se acusa. Pero en general las sensaciones fueron buenas y ahora toca estar tranquilo toda la semana para recuperar para el domingo. En principio me gustaría tener esas mismas sensaciones en carrera”.

El de Ermua ha sido el único élite que ha regresado a España, para viajar el jueves hacia Luxemburgo. Hasta entonces no conocerá el circuito. “nadie tenemos referencias y solamente sabemos que va a ser más ondulado que Hoogerheide, con algunos toboganes. Pero lo que más puede influir es la meteorología y de aquí al domingo puede cambiar bastante. Si está helado será muy rápido, pero también puede estar complicado por el riesgo de resbalones. Y si hace más calor, se embarrará”.

De cara al domingo, “la primera clave será salir bien. Salgo de los últimos, pero en una hora de carrera si tienes fuerzas hay tiempo de ir adelante, siempre que no tengas mala suerte y puedas evitar montoneras y enganchones. Desde ese momento a hacer tu carrera y a ver si logramos el objetivo de estar entre los treinta mejores”.

En cuanto a los favoritos, Aitor también apuesta por los ‘niños’, aunque “después de lo visto el fin de semana no descarto a Van der Haar”, y termina hablando de Ismael Esteban. “Si el circuito se hace duro y técnico, y puede correr como le gusta, con cambios de ritmo ¿por qué no puede estar entre los quince mejores? Ya lo ha demostrado y precisamente por eso no tiene que jugárselo todo a la carta del Mundial. Para todos sería bueno que quedara lo más arriba posible porque se demostraría que si ha ganado de calle en España es porque tiene un muy buen nivel, no porque los demás no lo tengamos. El va a ser el que va a medir el nivel de todos”.

Deja un comentario

Contacto

Carta al editor