Cuatro pinchazos arruinan las posibilidades de Kevin Suárez en Karrantza

Kevin Suárez finalizó sexto en el XXV Ciclocross Internacional de Karrantza (Vizcaya), segunda prueba puntuable de la Copa de España Loterías de ciclocross. El cántabro cedió en meta 3:45 sobre el ganador de la prueba, el belga Vincent Baestaens. Primera carrera en la que el barro en abundancia hizo acto de presencia sobre un circuito del gusto de Suárez, pero con la suerte dándole la espalda.

“Ha sido un día de muy mala suerte para mí –lamenta el corredor de Bioracer-NestaMMR-. He sufrido hasta cuatro pinchazos a lo largo de toda la carrera y eso me ha lastrado muchísimo”. Parecía que todo iba bien en los primeros instantes de la prueba: “He hecho una buena salida, para luego ir perdiendo alguna posición. Para rodar con los dos o tres primeros no estaba, pero sí para estar luchando por la cuarta posición”, se sincera el cántabro.

La plaga de pinchazos comenzó muy pronto: “He empezando a tenerlos en la segunda y tercera vuelta, encima dos de ellos nada más pasar por la zona de box. Pero bueno, después he ido remontando a buen ritmo, sobre todo en las últimas vueltas en las que me he encontrado muy bien –detalla-. Pero ya en la última he pinchado en las dos ruedas a la vez, cogiéndome por detrás Iván Feijoo y ya siendo imposible mantener al menos ese quinto puesto”. Kevin no quiere ser tremendista y ve el lado positivo del asunto: “Son cosas que vienen así, no hay que darle más vueltas. Pienso que no estaba bien del todo pero no tan mal como estaba la semana pasada en Llodio. Al menos tenía fuerzas para estar ahí, en la pelea de las primeras posiciones. Me quedo con las últimas vueltas en las que he llevado un buen ritmo. Sin más, toca ya pensar en Elorrio“, termina.

Elorrio (Vizcaya) acogerá la tercera prueba puntuable de la Copa de España Loterías, que tendrá una vez más carácter internacional el próximo domingo, pero con la novedad de pasar de categoría C2 a C1, con más puntos UCI, por tanto, en juego. Esperemos que el corraliego pueda resarcirse.

Contacto

Carta al editor