Igorre premia por fin a Larrinaga: ´Un triunfo así, tan peleado, tiene un sabor especial´ Destacado

Igorre premia por fin a Larrinaga: ´Un triunfo así, tan peleado, tiene un sabor especial´
11 Dic
2018

Autor de triunfos en todos los confines de la Península Ibérica durante más de una década sobre el barro, a Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) nunca le había llegado la oportunidad de imponerse en el Ziklo kross Igorre, tantos años cita de Copa del Mundo y siempre dotada de un sabor especial independiente de su categoría. Este domingo, el corredor de Ametzaga terminó de confirmar la mejoría física exhibida en carreras anteriores para dejar atrás a Aitor Hernández y vencer en solitario –74º triunfo sobre el barro desde 2006– en el valle de Arratia, más de un año después de su último éxito en CX, en diciembre de 2017, en 'su' carrera, Ametzaga.

"Al ser una prueba del calendario vasco y faltar parte del pelotón habitual la salida era más limpia de lo normal y he podido tomar la cabeza rápido, pero en ningún momento Aitor me lo ha puesto fácil. Hemos hecho toda la primera parte de la prueba junto a Jon Munitxa (3º), luego ya nosotros dos, y a falta de dos vueltas, pensando en que al sprint no podía llegar con él, he hecho mi apuesta. Sabía que venía de una gastroenteritis por la que no corrió Puente Viesgo y que no llegaría demasiado bien, pero a la hora de la verdad me ha aguantado bien en todo momento y le he visto bastante fuerte".

"He abierto hueco en la zona de subida en esa penúltima vuelta, pero en la bajada me volvía a recortar terreno, y cuando parecía que nos íbamos a presentar juntos en la última vuelta, ha cometido un error y se ha caído, seguramente por ir al límite. Un triunfo así, tan peleado, tiene un sabor especial, consiguiéndolo además en Igorre, donde por unas razones u otras nunca había terminado de imponerme".

"Esta victoria viene a respaldar todo el trabajo que hemos hecho en las últimas semanas y, sobre todo, la regularidad en las cuatro pruebas que llevamos en diciembre, siempre cerca de los mejores en Abadiño, en Ametzaga y en Puente Viesgo. El cuerpo también ha asumido bien esos esfuerzos y es lo mejor que me llevo de estos días. Ahora tenemos una semana larga para recuperar y pensar en todo lo que viene, que es muy importante. En los próximos días tomaré una decisión sobre qué correré el fin de semana del 15 y 16. Con la suspensión de Valencia, Xàtiva (sábado) se queda 'sola', pero ya 'bajábamos' antaño solo a Valencia, es una carrera internacional y seguro que será interesante. Pero además está Oñati (domingo), bastante cerca de casa y en un circuito donde nunca he corrido. No hay nada decidido; lo único claro ahora mismo es que hay que saborear esta victoria y seguir trabajando duro, muy centrados".

Contacto

Carta al editor