24 May
2020

El campeonato mundial de Valverde lo más valorado por los españoles

Cerca de 450 aficionados al ciclismo han ayudado a la RFEC y Cofidis a revivir…

enProfesionales porRFEC
14 May
2020

Contador: "No he visto en mi vida un talento como Evenepoel"

Alberto Contador se ha deshecho en elogios hacia Remco Evenepoel, la perla del ciclismo belga,…

enProfesionales porEFE
10 May
2020

Burgos y Caja Rural, equipos invitados a la Vuelta 2020

La Vuelta 2020, una vez que fijó sus nuevas fechas (20 octubre-8 noviembre), ha anunciado…

enProfesionales porAs
06 May
2020

La Vuelta a España más tardía de la historia

La Vuelta 20 ya tiene nuevas fechas, tras el anuncio oficializado hoy por la Unión…

enProfesionales porUnipublic
29 Abr
2020

LaVuelta saldrá de Irún y tendrá 18 etapas

Unipublic, como empresa organizadora de la carrera, ha tomado la determinación de comenzar la ronda…

enProfesionales porLa Vuelta
26 Abr
2020

El Burgos se fija en Felipe Orts

El Burgos-BH quiere contar con el mejor corredor de ciclocross de España, que la pasada…

enProfesionales porDavid Gil
Filter by Category
Mayo 17, 2020

Rigoberto Urán: "Será un Tour más abierto"

Rigoberto Urán (EF Pro Cycling) calificó como una "luz al…
Mayo 14, 2020

El Giro será el gran objetivo de Richard Carapaz

El ecuatoriano Richard Carapaz, ha confirmado que su gran objetivo…
Mayo 14, 2020

Van der Poel seguirá en el mountain bike hasta París 2024

in BTT

by EFE

Mathieu Van der Poel (Alpecin-Fenix), triple campeón del mundo y…

“Decir Euskadi es decir un pueblo con capacidad de innovar y renovar”

El director de Orbea, Jon Fernández, analiza cómo es la Orbea que recibe el Premio Sabino Arana. Destaca que es un reconocimiento a la apuesta empresarial de los últimos años, en los que se ha conseguido transformar el valor añadido que supone ser una empresa vasca en la llave para asaltar un mercado global.

¿En que medida influye en el éxito de Orbea que esté implantada en Euskadi?

-Las marcas ambicionamos tener una entidad fuerte, que tengas mucha luz y que tu luz sea distinta a la de los demás. Teníamos muy claro que el vínculo territorial era un valor que era nuestro, porque lo sentimos así. Es una bandera que tenemos, que cogimos hace muchos años y no la queremos soltar. El ser una marca vasca tenía que ser un valor muy importante. Tomar decisiones arriesgadas como desinvertir en China para poder invertir aquí es un valor diferencial con otras marcas. Es un valor porque Euskadi tiene una tradición industrial que a nosotros nos gusta poner en valor. La tradición industrial vasca ha sido siempre reconocida en el mundo y nosotros nos sentimos herederos de ella. Nos gusta declarar, reconocer y sentirnos orgullosos de que somos fabricantes y herederos de la tradición industrial que viene de muchos años atrás. Hay una lista Forbes de las empresas más antiguas del Estado y somos la décimo tercera. Las seis primeras eran bodegas. No había ninguna empresa vasca por delante nuestro. Decir que eres de Euskadi tiene una implicación de que eres de un pueblo con capacidad para innovar y renovar. Hemos pasado de hacer pistolas a coches de niño, sillas de ruedas, bicicletas… Hemos sido una sociedad anónima y ahora somos una sociedad cooperativa, hemos sido una marca monomercado y ahora somos una marca multinacional… Nos hemos ido reinventando permanentemente. Después, decir Euskadi, es decir, probablemente, el pueblo más apasionado en el ciclismo. Si sacamos aficionados al ciclismo por número de habitantes, seguro que ganamos por goleada. Todo eso tiene unas connotaciones que te diferencian de cualquier otra marca. Para nosotros el apalancamiento territorial siempre ha sido una clave porque sabemos que es una clave de éxito.

¿Cómo es Orbea actualmente?

-Tenemos 350 empleados en todo el mundo. Unos 250 son en Euskadi y otros cincuenta están en nuestra fábrica de Portugal. Tenemos además una empresa filial de logística en Estados Unidos con veinte personas. También hay oficinas comerciales en Francia, Gran Bretaña, Italia, Alemania y Bélgica. Y una oficina logística en Hong Kong, que hace el seguimiento en los procesos de industrialización de proveedores que tenemos en Asia. Este año estamos en una cifra de facturación de Orbea Sociedad Cooperativa de unos 76 millones y Orbea Grupo está en los 82 millones en 2016. Eso supone que en un año complicado para el sector hemos crecido un 12% respecto a 2015. Para nosotros la mayor expresión de la riqueza es la creación de empleo. Si no somos capaces de transformar esa riqueza en empleo, algo no estamos haciendo bien. Por eso es importante haber facturado un 12% más en 2016, pero tan importante es haber cerrado un 13% más de empleo que el que creamos en 2015.

¿Cuáles son los retos de Orbea en el corto y medio plazo?

-Tenemos un objetivo de crecimiento ambicioso: al final de 2020 estar en una cifra de ventas un 50% más de lo que vendemos ahora. Creemos que podemos hacerlo con los recursos que tenemos ahora y observando que todavía hay mercados que para nosotros tienen un gran potencial, como son el americano y Europa. Tuvimos unos momentos de duda y de seguidismo de las tendencias generales de la economía cuando todo el mundo hablaba de las economías emergentes como el paradigma del futuro y la necesidad de estar presentes en esas economías. Entendimos que el foco teníamos que ponerlo en mercados maduros. Tengo la sensación de que cogimos el último vagón de salida de China, porque después de nosotros ha sido muy complicado salir de allí. El reto en los próximos cuatro años está en Estados Unidos y Europa. No nos podemos distraer con otras cosas. También seguir creciendo en bicicleta deportiva mecánica y empezar a jugar un papel más relevante del que estamos desempeñando en la bicicleta eléctrica.

@ciclismototal

 

Contacto

Carta al editor