10 Jul
2020

Matxin: "En dos o tres años intentaremos ser el mejor equipo del mundo"

Josean Fernández Matxin, director general del UAE Team Emirates, apunta alto en las aspiraciones de…

enProfesionales porBiciciclismo
10 Jul
2020

Movistar Team y Bizkaia Durango estarán en La Course by Le Tour

Movistar Team, clasificado por su condición de WorldTour, y Bizkaia - Durango, como invitado, particparán…

enProfesionales porCourse by Le Tour
29 Jun
2020

La Selección Española de ruta inicia su concentración en Altea

La Selección Española masculina, concentrada en el hotel Cap Negret de Altea hasta el próximo…

enProfesionales porRFEC
29 Jun
2020

Valls: “Es un Tour duro que se le puede dar bien a Mikel Landa"

El alicantino del Bahrain McLaren, Rafa Valls, acaba de cumplir, el día 25, los 33…

enProfesionales porBiciciclismo
26 Jun
2020

Presentadas las sedes y los recorridos del Campeonato de España de Carretera de Jaén 2020

Cazorla, La Iruela, Úbeda y Baeza serán las cuatro localidades de la provincia de Jaén…

enProfesionales porRFEC
16 Jun
2020

La hora de la verdad para Marc Soler

Cuando hace unos meses Movistar hacia su balance, el mánager general Eusebio Unzué destacaba que…

enProfesionales porhttps://www.mundodeportivo.com/
Filter by Category
Julio 10, 2020

Evenepoel correrá su primer Monumento en Lombardía

El joven ciclista belga del Deceuninck Quick-Step competirá en la…
Junio 24, 2020

Warren Barguil listo para ayudar a Nairo

Arkea Samsic será uno de los equipos invitados para el…

Roglic salva la Vuelta en dura polémica con el Movistar

En la ciudad del mejor escalador del siglo XX, que es lo mismo que decir de la historia del ciclismo, ganó un rodador: Remi Cavagna. El francés de 24 años, un fugado habitual en esta Vuelta, celebró la victoria después de atacar a sus nueve compañeros de escapada y de marcarse una contrarreloj en solitario de 25 kilómetros, una especialidad que domina, como demuestra su tercer puesto en la cronometrada de Pau. El voraz Deceuninck sumó así su 61º triunfo de la temporada. En casa de Federico Martín Bahamontes, el Águila de Toledo.

El pelotón voló desde Ávila, la ciudad de otro brillante escalador, Julio Jiménez, y recorrió localidades con hijos ilustres del pelotón: El Barraco (Chava Jiménez y Ángel Arroyo), San Martín de Valdeiglesias (Pablo Lastras), Torrijos (Rafa Díaz Justo)… El recorrido no anunciaba grandes atractivos, pero el discurrir de esta última semana se ha empeñado en alterar los guiones cada día. Una caída de Primoz Roglic, el líder, y el movimiento posterior del Movistar generaron tal polémica que el ganador de la etapa, y hasta el mismísimo Bahamontes, quedaron eclipsados.

El lío se desencadenó a 65 kilómetros de la meta, poco después de la aparición de la lluvia, cuando Roglic y gran parte del Jumbo sufrieron un accidente en un estrechamiento a la salida de Escalona, con un quitamiedos de piedra a su izquierda, a la ribera del río Alberche. Su capitán de ruta, la locomotora Tony Martin, tuvo que retirarse con un ojo ensangrentado. El maillot rojo, con la bicicleta enredada en la montonera, tardó bastante en levantarse y en ponerse en marcha. El cuarto clasificado, Miguel Ángel López, también se veía implicado, pero reaccionó antes y circulaba un poco más adelante.

El Movistar, que había tomado antes la cabeza para enredar con el viento, aceleró la marcha y alejó a Roglic rápidamente al minuto. Y entonces surgió un debate habitual. ¿Hay que esperar a los accidentados? Hay una norma no escrita que dicta que no se mira atrás cuando la carrera está lanzada, pero en otras situaciones lo caballeroso es tocar el freno para reagrupar a los caídos. Luego, esta consigna tácita se interpreta de múltiples formas, según interesa a cada cual. El equipo telefónico lo sabe, porque lo ha padecido en contra en otras ocasiones. En 2012, por ejemplo, Alejandro Valverde perdió el maillot rojo tras rodar por los suelos. Nadie le esperó.

La persecución estaba lanzada. Por detrás, Roglic enlazó con López y se organizaron para la caza, mientras que delante tiraba el Movistar, con Valverde y Nairo Quintana en volandas, mientras que Tadej Pogacar se relamía ante una situación favorable que él no provocó. De repente, el Movistar ralentizó el paso. ¿Qué había ocurrido? ¿Quizá remordimientos de conciencia? Su director, José Luis Arrieta, lo explicó muy enfadado en los micrófonos de RTVE: “La UCI ha dicho que iba a traer a todos los ciclistas a rueda de los coches. Si esto es ciclismo y la UCI decide quién va a ganar, pues perfecto”. La cosa no fue exactamente así, pero sí se puede interpretar como tal. Lo que permitió el jurado fue que los vehículos de equipos se intercalaran entre los dos grupos cuando aún no se había abierto la suficiente distancia, lo que obviamente favorecía a los perseguidores.

El equipo telefónico frenó. Los caídos empalmaron. En el pelotón se olfateaba el mal ambiente. Una discusión, varios aspavientos, un mal gesto, una explicación… Y hasta palabras malsonantes: “En el Movistar siempre hacen el estúpido”, se despachó Superman López. Valverde volvió a intentar un abanico, de ley, pero ya había pocas ganas de sorpresas. Cavagna ganó. Bahamontes le felicitó. Y los ciclistas se fueron a sus hoteles para preparar el último combate, este sábado en Gredos, con caras de pocos amigos. Y con muy mal rollo.

@ciclismototal

 

Contacto

Carta al editor