23 Nov
2020

Cuatro renovaciones en Movistar Team femenino: Eric, Patiño, Aalerud y Rodríguez

Cuatro ciclistas imprescindibles para Movistar Team continuarán al menos tres años más en un conjunto…

enProfesionales por Movistar Team
23 Nov
2020

Sevilla se queda a 24 segundos de ganar su cuarta Vuelta a Colombia

El ciclista Diego Camargo (Colombia Tierra de Atletas), de 22 años, se coronó este domingo…

enProfesionales porEFE
18 Nov
2020

Cuatro renovaciones para el bloque rodador de Caja Rural-Seguros RGA

Tras el anuncio de la llegada de tres jóvenes sub 23 procedentes del campo amateur…

enProfesionales porCaja Rural-Seguros RGA
12 Nov
2020

Froome: "Fue un honor hacer de gregario para Carapaz"

Chris Froome (35 años) puso fin, tras la Vuelta, a once temporadas de relación con…

enProfesionales porAs
12 Nov
2020

España toca fondo en 2020 y desaparece de los rankings

Ion Izagirre logró en Formigal la 15ª y última victoria de la temporada para España.…

enProfesionales porAs
09 Nov
2020

Bicampeón Roglic

Pascal Ackermann puso el broche a la Vuelta 2020 con una victoria sobre Sam Bennett…

enProfesionales porAs
Filter by Category
Noviembre 24, 2020

La ética de Sheyla

Sheyla Gutiérrez rechazó una beca deportiva y el acto se…

Bicampeón Roglic Destacado

Bicampeón Roglic
09 Nov
2020

Pascal Ackermann puso el broche a la Vuelta 2020 con una victoria sobre Sam Bennett en un esprint que este año era mucho más. Madrid cerraba la Vuelta, sí, pero también esta atípica temporada azotada por la pandemia, con la amenaza de contagio o de suspensión siempre sobre sus cabezas. El Tour llegó a París con un puñado de positivos por el camino, el Giro se salvó agonizante en Milán con el virus ya metido en el pelotón, y la Vuelta se ha plantado impoluta en la capital, en plena segunda ola, tras surcar tierra confinada. Ha sido el triunfo del ciclismo ante una situación que mantiene el vilo al planeta.

La Vuelta de la pandemia ha coronado al mismo vencedor del año pasado, Primoz Roglic, un corredor que no gobierna con la mano de hierro de otros campeones. Roglic logra victorias, muchas, hasta cuatro etapas en la actual edición. Pero también pierde. En 2019 se desquitó en la ronda española de su derrota en el Giro. Ante Richard Carapaz, por cierto. Y en 2020 llegaba con una herida más dolorosa, la que le produjo Tadej Pogacar el penúltimo día del Tour. La Vuelta le resarce sólo en parte, porque la Vuelta no es el Tour, pero es una espuela anímica para este esloveno de 31 años.

El bicampeón de la Vuelta es humano, aunque a veces no lo parezca. Porque es capaz de perder dos veces el maillot rojo, una de ellas por un despiste con un chubasquero, la otra por la crueldad del Angliru. Y porque a punto estuvo de sucumbir por tercera vez en las puertas de Madrid. El líder del Jumbo salvó la victoria por 24 segundos. El ciclismo se juega últimamente por la mínima. Por eso son tan importantes las bonificaciones, cuya suma han decantado el triunfo en favor del esloveno, que ha recolectado 32 segundos más que su rival. El dato abre el debate eterno sobre la conveniencia de estos bonus, pero el reglamento era igual para todos. Roglic logró una cosecha mayor en duelo directo con Carapaz. Y ganó cuatro etapas, por ninguna del ecuatoriano. Ha sido el mejor.

La clave de la derrota de Carapaz no hay que buscarla en las bonificaciones, ni en la ayuda que recibió Roglic en La Covatilla. Si Carapaz no ha apretado más ha sido por la debilidad de su equipo, el otras veces poderoso Ineos, que ha hecho aguas día a día salvo en contadas excepciones, casi siempre protagonizadas por Amador. Chris Froome no está para mucho, aunque al menos ha podido recuperar el sabor de acabar una gran ronda y, de paso, recoger el trofeo de campeón de la Vuelta en 2011, aquella que heredó de la descalificación de Cobo. La escuadra británica cierra con una grande, el Giro a cargo de Tao Geoghehan Hart, la más floja de las tres, también hay que decirlo. Aspira a mucho más.

Roglic y Carapaz subieron al podio junto a un debutante en estas lides, Hugh Carthy, que se ha erigido en la revelación de la Vuelta, con esta tercera plaza, a sólo 47 segundos del rojo, que finalmente han sido 1:15 por un despiste en Madrid, y con su prestigiosa victoria en el Angliru. Carthy, un tallo de 1,93 y 60 kilos, un ciclista formado en España, abre así la puerta a otros retos de futuro a los 26 años.

El primer español fue Enric Mas, quinto, igual que en el Tour. Al balear le falta un salto para confirmar el porvenir que auguraba su segunda plaza en la Vuelta 2018, con etapa reina incluida. El Movistar ha competido con ambición en casa, pero ante el escaso remate de su líder ha tenido que conformarse con la combatividad constante y la etapa de Lekunberri por parte de Marc Soler. La clasificación por equipos es suya, una vez más, bien ganada en esta ocasión. Pero sabe a poco.

La Vuelta echó el telón en Madrid. También la temporada. Ha habido ciclismo del bueno en 2020. Que no es poco.

@ciclismototal

 

Contacto

Carta al editor