La mala suerte se ceba con España durante el recital de Evenepoel

La mala suerte se ceba con España durante el recital de Evenepoel
28 Sep
2018

Una montonera en el primer tercio de carrera ha arruinado las opciones de la Selección Española en la prueba en línea del Mundial de Innsbruck, que ha asistido a una impresionante exhibición de Remco Evenepoel para hacerse con el oro.

Una inoportuna mirada atrás de uno de los corredores de la República Checa ha cambiado de forma drástica el destino de la prueba en línea junior masculina de este Mundial de Innsbuck. La acción del checo ha derivado en un afilador que ha causado una numerosísima montonera que ha afectado, entre muchos otros, a gran parte de la Selección Española y al gran favorito Remco Evenepoel.

A partir de entonces, cualquier orden ha saltado por los aires y la carrera se ha roto en infinidad de formaciones. Italia ha aprovechado la coyuntura para avivar el ritmo y ha mandado como avanzadilla a Piccolo, que ha formado cabeza de carrera junto al alemán Mayrhofer. Dos de los grandes nombres de la prueba se establecían al frente, mientras desatado remontaba por detrás Evenepoel, que ha llegado a acumular dos minutos de retraso.

El belga, exhibiendo su descomunal fortaleza, ha ido rebasando grupos y ciclistas uno a uno hasta alcanzar el pelotón cabecero, que se encontraba a unos 50” del dúo de cabeza. A su estela ha logrado contactar una veintena de ciclistas entre los que se encontraba Pelayo Sánchez, que ha completado una gran actuación en su debut con la Selección Española.

La entrada en los 23 kilómetros de recorrido que dibuja el circuito de Innsbruck ha servido para que Evenepoel cazara a Piccolo y Mayrhofer en la primera ascensión a Igls y seleccionara definitivamente la carrera. Únicamente han resistido a rueda del fenómeno belga el alemán y el checo Vacek, que se ha descolgado en el descenso aquejado de calambres.

El siguiente y último paso por la ascensión a Igls ha servido para confirmar la imponente superioridad de Evenepoel, que ha atravesado la meta con más de un minuto de ventaja y con la bici alzada al cielo. Tras él, se ha adjudicado la plata el alemán Mayrhofer; mientras que el bronce ha sido para el italiano Fancellu, que ha superado al sprint a Balmer.

La Selección Española ha vivido una jornada auténticamente para olvidar pues en la primera gran montonera Carlos Rodríguez, la principal baza nacional, ha perdido todas sus opciones al quedar cortado y sin posibilidad de reengancharse a la estela de los coches. Por su parte, Josu Echeverría ha tenido que retirarse con un fuerte golpe en el muslo izquierdo tras verse implicado en la segunda caída masiva. Barrenetxea, Pelayo Sánchez e Iván Cobo, aunque solo han tenido que echar pie a tierra, han visto su carrera complicarse notablemente tras verse cortados en estos dos incidentes.

Finalmente, Barrenetxea ha sido el mejor en meta, 36º. “Nos han pillado las dos montoneras, luego yo he roto un radio en la última subido y en general hemos tenido muy mala suerte. Aun así, he disfrutado mucho del ambiente que había en carrera y ha sido una experiencia que nunca voy a olvidar”, explica el ciclista vasco tras la competición. Pelayo Sánchez, por su parte, desvelaba que sufrió un pequeño desfallecimiento en la vuelta final que le hizo perder muchas posiciones hasta concluir en el puesto 48. “Me he encontrado bien y tras verme afectado por las dos montoneras, he podido coger la rueda a Evenepoel, que me ha llevado hasta el pelotón de cabeza. En los 30 kilómetros me he empezado a encontrar mal y he cogido una pájara de libro y la última vuelta la he concluido pidiendo la hora”. Carlos Rodríguez, por su parte, ha finalizado en el puesto 74.

Trías y Lartitegi, 39ª y 40ª en meta respectiva

El pelotón junior femenino ha inaugurado las pruebas en líneas de este Mundial con una emocionante resolución en la que la local Laura Stigger, que se proclamó campeona del mundo de XCO hace apenas un mes, se ha impuesto al sprint por delante de la francesa Marie Le Net y la canadiense Simone Boilard.

La subida a Igls, ya dentro del circuito final de Innsbruck, fue el juez de la carrera. En ella, la austriaca junto a la italiana Malcotti rompió el grupo cabecero, en el que ya no rodaban las españolas, que quedaron cortadas en la exigente escalada a Gnadenwald. En el descenso hasta el centro de la ciudad logró contactar Le Net, que al sprint logró una valiosa medalla de plata por detrás de la ya doble campeona mundial de carretera y XCO.

Mireia Trias y Amaia Lartitegi, 39ª y 40ª en meta, cruzaron en un numeroso grupo que alcanzó la meta a algo menos de 5 minutos para el final. Ariana Gilabert entró en el puesto 67 a ocho minutos; mientras que De la Fuente finalizó 72ª a nueve minutos.

Contacto

Carta al editor