Los pinchazos condenan a la Selección Española Sub23 en la Copa de las Naciones

  • Por  RFEC
  • Publicado en Sub 23

La Selección Española sub23 de ciclismo en carretera ha competido hoy en la que era la segunda cita de la Copa de las Naciones 2019, el Tour de Flandes. Una cita en la que el principal baluarte del conjunto nacional, Iñigo Elosegui, no pudo permanecer con los mejores debido a un inoportuno pinchazo en la subida a Kapelmuur.

Ramón González Arrieta, seleccionador nacional Sub23, contaba para la cita flamenca con Kiko Galván (Lizarte), Manuel Peñalver (Burgos BH), Iñigo Elosegui (Lizarte), Joel Nicolau (Caja Rural-Seguros RGA), Alejandro Ropero (Fundación Contador) y Urko Berrade (Euskadi Murias).

La prueba estuvo marcada en sus primeros kilómetros por la escapada protagonizada por el francés Matis Louvel, el irlandés Dillon Corkery y el neozelandés Ben Hamilton, que llegó a fraguar una ventaja de unos cuatro minutos y medio, pero que terminarían siendo cazados a falta de unos 80 kilómetros.

A 70 kilómetros para la meta, en la subida al Kapelmuur, se volvió a configurar una escapada en la que, de nuevo, figuraba el francés Louvel; junto a él rodarían el suizo Suter, el danés Hindsgaul Madsen, el alemán Märkl y el belga Van Vuchelen, que llegarían a acumular cerca de un minuto de ventaja frente a un pelotón en el que se sucedían los ataques, sin éxito.

Ese mismo tramo adoquinado acabaría dando al traste con las esperanzas de la Selección Española, que había visto cómo durante toda la carrera Iñigo Elosegui se mostraba sólido, marchando en las primeras plazas del pelotón. El corredor del Lizarte sufrió un pinchazo en la rueda delantera durante la subida que le obligó a detenerse, no pudiendo volver a conectar ya con un grupo totalmente lanzado.

Del mismo modo, durante la carrera se verían afectados por sendos pinchazos corredores como Kiko Galván o Joel Nicolau.

En lo que respecta a la lucha final por el Tour de Flandes, a falta de 25 kilómetros se produjo un interesante ataque de Thomas Pidcock, el francés Burgaudeau y los dos corredores daneses Bjerg y Nielsen, a los que se unieron poco después los belgas Van Moers y Reynders. Una escapada que acabaría tirando abajo el ímpetu del equipo suizo, que tiraba junto al alemán, dando fin a la escapada a falta de 15 kilómetros.

De ahí al final se continuarían sucediendo las intentonas, pero la carrera acabaría por decidirse al sprint, con el danés Andreas Stokbro Nielsen mostrándose como el más rápido, secundado por el belga Cédric Beullens y el británico Jake Stewart.

“Hemos tenido mala suerte con Iñigo, que estaba en un buen momento de forma, pero estas carreras son muy complicadas”, aseguraba el seleccionador nacional, Ramón González.

“Sabíamos que iba a ser un día nervioso desde la salida y hemos estado bien, con todo el equipo en cabeza intentando no perder posiciones. Hemos estado ahí hasta el Kapelmuur, pero en estas carreras la suerte influye mucho y a mí no me ha acompañado: he reventado la rueda y no he podido seguir”, señalaba Elosegui poco después de finalizar la carrera.

Contacto

Carta al editor