David Gil

David Gil

Agotado, superado por la emoción y en el séptimo cielo, así es como Julian Alaphilippe cruzó la línea de meta de la etapa 3 del Tour de Francia de 215 km de longitud, después de descorchar un tremendo ataque en la última escalada clasificada del día y mantener a los cazadores detrás en el balanceo. Terreno que lleva a Épernay, final de etapa por primera vez en 56 años.

La victoria, su undécima de una temporada estelar, que incluye triunfos también en Milano-Sanremo, Flèche Wallonne y Strade Bianche llevó a Alaphilippe a la camiseta amarilla, ya que se convirtió en el primer francés en vestir la prestigiosa prenda del año en que celebra un siglo. cerrando una brecha de cinco años, la más larga en la historia de la carrera sin un jinete en casa en el icónico jersey amarillo.

“Es una sensación increíble. Antes del Tour, soñaba con este escenario, tomar la victoria y el maillot amarillo aquí, así que estaba muy concentrado, aunque sabía que iba a ser difícil. Monté a todo gas y lo di todo, y tomar también el amarillo junto con esta victoria es definitivamente uno de los mejores momentos de mi carrera ", dijo Julian encantado después de ser felicitado por Deceuninck - Compañeros de equipo y personal de Quick-Step.

La etapa del lunes fue una de las más largas en la edición de este año, pero eso no molestó a nuestro escuadrón, quien debidamente tomó el frente del pelotón y redujo una parte significativa del tiempo de la ventaja de seis minutos de los fugitivos al momento de ingresar. Los últimos 50 kilómetros. Otra inyección de ritmo redujo aún más la brecha y provocó que cuatro de los cinco líderes regresaran antes de los 900 m Côte de Mutigny, una subida corta, desagradable y estrecha, con un promedio del 12,2%.

Ahí es donde Deceuninck, el piloto de Quick-Step de 27 años, lanzó una explosión explosiva tan pronto como Dries Devenyns terminó su trabajo principal en la cabeza del grupo y se alejó del grupo reducido, atrapando al último sobreviviente de la escapada. La cima de la colina y el poder de despejar el descenso, donde empujó su ventaja a 50 segundos. Los largos caminos no jugaron a su favor, pero Alaphilippe no se inmutó con esto y continuó presionando el pedal hacia la medalla, recorriendo un promedio de 47.2 km / h a través de los famosos viñedos del departamento de Marne.

Al llegar al último kilómetro, Julian poseía un margen de 20 segundos sobre los cazadores, lo que le resultó suficiente para alcanzar con éxito una tercera victoria en la carrera en el Tour de Francia y asegurar un hechizo en el maillot jaune, el sexto Deceuninck. - Piloto de Quick-Step desde 2003 para ponerse la famosa camiseta.

“El equipo me protegió durante todo el día y traté de ahorrar energía antes de los kilómetros finales. Luego, en el Mutigny, le pedí a Dries que aumentara el ritmo para poder afirmar la situación en la subida, antes de ir a toda gas y nunca mirar atrás. No planeaba ir solo, pero continué presionando y extendí mi ventaja hasta casi un minuto. Sabía el final, sabía que me convenía, pero siempre es difícil cumplir con las expectativas cuando eres el favorito ", dijo Julian después de convertirse en el 85º francés en usar la camiseta del líder. "Estoy sin palabras, estoy viviendo un sueño en este momento y todo lo que quiero hacer ahora es saborear este momento increíble junto con mi equipo".

No fue Elia Viviani, ni Fernando Gaviria ni Caleb Ewan, fue la escuela alemana con Pascal Ackermann como protagonista y quién como velocista de “repuesto” se llevó la segunda etapa del Giro de Italia 2019.

Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe) remató perfectamente el trabajo de su equipo para superar en un rápido fa Elia Viviani (Deceuninck-QuickStep) y Caleb Ewan (Lotto-Soudal).

Fue Ewan quien tuvo la mejor salida y buscó tener la victoria a su alcance, pero se desvaneció antes del final, lo que permitió a Ackermann y Viviani cruzar la línea antes que él.

Akermann, campeón alemán en ejercicio y otro iluste velocista teutón como Greiper, Kittel, Degenkolb llego como a la carrera rosa en sustitución del sprinter mas ganador de la temporada, Sam Bennett. El irlandés con seis victorias en la temporada tendrá el tour como objetivo y le dieron la responsabilidad al germano que no defraudo al cuerpo técnico.

En la escapada del día, inevitablemente condenada, había ocho ciclistas, cada uno con una razón diferente para estar allí. Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) pensaba en el jersey azul como actual rey de las montañas gracias a ser el más rápido en la única subida del día de apertura.

Su motivación probablemente haya sido más puntos en esa competencia, que ganó, aunque su compañero Will Clarke también estuvo presente en el viaje, así que quién sabe cuáles fueron las instrucciones completas director técnico en la previa a la etapa.

La ventaja máxima de los fugados fue de 4:38 después de 20 km, pero pronto volvió a bajar por debajo de las 4:00 cuando los equipos de los velocistas hicieron su intención de atrapar a los fugitivos.

El líder de la carrera, Roglic, estuvo alerta y estaba con Dumoulin y Simon Yates en el grupo delantero, junto con varios de sus compañeros de equipo de Jumbo-Visma y Mitchelton-Scott.

El pelotón tuvo a los fugitivos a la vista por un tiempo, pero los dejó 10 segundos por ldelante durante varios kilómetros. Ciccone fue el primero en ser capturado con 7.4 km hasta la línea y el resto del día de la escapada se realizó unos 300 metros más tarde.

Bora-Hansgrohe continuó marcando el ritmo en la parte delantera del pelotón con los equipos de sprint y Clasificación General que compiten por el espacio en las carreteras italianas.

A medida que se formaban los trenes de salida, el inevitable grupo de sprint comenzó a tomar forma con más de cinco kilómetros por recorrer.

El Bora estuvo mejor acomodado, el Lotto Soudal hacia lo propio, mientras UAE Emiratos Unidos le costaba encontrar su espacio, al final el mejor equipo del día tuvo su premio.

La Selección Española junior femenina de carretera competirá este próximo fin de semana en una de las rondas por etapas más prestigiosas a nivel mundial para ciclistas de este grupo de edad: La EPZ Omloop Van Borsele, perteneciente al calendario de la Copa de las Naciones de la UCI, que se desarrollará entre el próximo viernes 26 de abril y el domingo 28.

Gema Pascual, la nueva seleccionadora nacional, efectuará su debut al frente del bloque femenino de carretera en la EPZ Omloop Van Borsele con un equipo formado por Carolina Esteban, Eva Anguela, Irati Puigdefabregas, Idoia Eraso y Sara Bonillo.

La prueba neerlandesa se desarrollará en la localidad de Borsele y sus alrededores, dentro de la Provincia de Zelanda, que se caracteriza por haber ganado al mar de forma artificial parte de su territorio y por ser una zona muy abierta, donde el aire siempre azota con fuerza. De cara a esta edición 2019 habrá que sumar un punto extra de dificultad, ya que además de la presencia de un incómodo viento las previsiones auguran lluvia durante las tres etapas.

La EPZ Omloop Van Borsele arrancará con una prueba contrarreloj de 14,2 kilómetros que bien podría establecer unas diferencias decisivas, pues las dos etapas restantes, las del sábado y domingo, que contarán con 72 y 80 km respectivamente, no presentan grandes desniveles. Una buena colocación en las dos etapas en línea del fin de semana será el factor clave que permita evitar cortes debido al viento, la lluvia o las dificultades del circuito.

Alejandro Valverde ha escrito hoy en Innsbruck páginas doradas en la historia del ciclismo al conseguir un maillot arcoíris perseguido por muchos años y anhelado no solo por el Bala, sino por una afición que soñaba con el título de unos de los corredores más queridos y admirados del mundo.

Los errores tácticos tantas veces criticados en la selección fueron cosa del pasado en Austria, Miguez ya había adelantado que tenía a la mejor selección desde que es el director técnico, desde la concentración veía un gran ambiente y aunque fue cauto no olvidaba que estaba ante una gran oportunidad.

Valverde pletórico prácticamente toda la temporada, estaba tranquilo antes de la carrera y eso no cambio durante la misma, arropado por la selección, todos atentos, todos defendiendo con los dientes a su líder, como Fraile negándole un relevo a Van Avermaet o un De la Cruz cerrando la brecha ante los múltiples ataques del equipo italiano.

Francia jugó a ganador y Bardet visiblemente frustrado por tenerse que conformar con la medalla de plata no tiene nada que reprocharse, él y su selección hicieron los deberes. Simplemente tuvieron al frente a un conjunto sin fisuras liderados por un corredor de 38 años de edad y que con ya seis medallas mundialistas en su cosecha, venía por el oro. Lo consiguió y alargo su leyenda.

Bardet podrá contar en unos años que compartió podio con el máximo ganador de medallas en campeonatos mundiales, lo mismo que un valiente Michael Woods que sin el palmarés de sus rivales en el embalaje decisivo le deja una medalla de bronce a Canadá.
Las lagrimas de Valverde después de la meta, eran imitadas por todo aquel que miraba la TV, la felicidad correteaba en las redes sociales. Sus rivales de antes lo aplaudían, sus colegas de hoy lo felicitaban. El ciclismo premio a uno de sus hijos ilustres.


Gracias por tanto Alejandro.

El velocista colombiano del Quick-Step Floors se convirtió en el primer ciclista en 14 años en obtener una victoria en su primera aparición en Grande Boucle.

La ansiedad antes del debut en la carrera más importante del mundo, los focos de la prensa o el alto nivel de los rivales no evitaron que Fernando Gaviria dejará una marca indeleble en el 105 ° Tour de Francia, quien con un sprint perfecto se impuso en la primera etapa Fontenay-la-Comte vistiéndose de líder en el estreno, algo que no sucedía desde el 2004 cuando lo consiguiera Fabián Cancellara.

"Es un día increíble para mí y para nuestro equipo. Estábamos preparados para disputar el esprint y poder vivir estos momentos. Llevar el maillot amarillo es algo con lo que sueñan todos los ciclistas". Señalo el “Misil” a la prensa

La cruz del día la tuvo Nairo Quintana quien sufrió un pinchazo en el peor momento y perdió 1´15´´ con respecto a su compatriota, pero sobre todo con rivales directos como Vicenzo Nibali, Romain Bardet y Tom Dumoulin. Sus compañeros de equipo Alejandro Valverde y Mikel Landa terminaron también en el grupo puntero. Chris Froome, Adam Yates y Richie Porte quedaron cortados en una caída y cedieron 51 segundos.

“He pillado un bordillo a poco de alcanzar los últimos tres kilómetros, pero tenía las dos ruedas rotas y era imposible seguir corriendo de ese modo, tenía que parar. Por desgracia, así son las cosas; no nos queda otra que seguir hacia adelante” explicó Nairo Quintana

Dos etapas en una en el final de Prato Nevoso. Por delante, el alemán Maximilian Schachmann, de Quick Step, se llevaba el triunfo de etapa sobre el español Rubén Plaza culminando una gran escapada que inició junto a otros once corredores nada más iniciada la etapa.

Y por detrás, en la lucha de los grandes de la general, tres kilómetros finales de locura con sendos ataques de Dumoulin y Froome descabalgaron a un Simon Yates que dio al fin muestras de flaqueza en este Giro. Poco menos de medio minuto acabó cediendo en meta el inglés de Mitchelton, demostrando una realidad palmaria: hay Giro.

La etapa arrancó con una fuga de doce corredores, los mencionados Schachmann y Plaza (Israel Academy), junto a Morkov, Ballerini, Cattaneo, Pfingsten, Kuznetsov, Van Emden, Boy Van Poppel, Marcato, Fonzi y Turrin, que pronto se fue por encima de los diez minutos de renta. El pelotón, de paseo por el Piamonte.

Con la friolera de 16 minutos sobre los grandes llegaron los fugados a las faldas de Prato Nevoso. Las hostilidades se rompieron pronto, quedando en cabeza los dos mejores escaladores de la fuga, Schachmann y Cattaneo, italiano del Androni. Por detrás, un bravísimo Rubén Plaza hacía la goma junto a Pfingsten, pero bajo la pancarta del último kilómetro, el español atrapó a la dupla cabecera.

Por desgracia, un fuerte ataque del germano de Quick-Step ya no obtuvo respuesta del veterano rodador alicantino, segundo en la etapa.

Pero por detrás faltaba la gran lucha, la de la general. Rompió Poels las hostilidades, seguido después por ataques de Carapaz y de un Miguel Ángel López en gran forma. A dos kilómetros de meta, hachazo de Dumoulin y acto seguido otro de Chris Froome, marchándose ambos junto a Pozzovivo y dejando atrás a un Simon Yates en crisis.

Al final, segundo, tercero y cuarto de la general aventajaron en casi medio minuto a una 'maglia rosa' que sufrió su primer mal día en esta ronda italiana. Y mañana, etapón alpino con la 'Cima Coppi' en la Colle delle Fenestre y final en un duro primera como Bardonecchia. Hay Giro.

CLASIFICACIONES DEL GIRO DE ITALIA, TRAS LA DISPUTA DE LA DECIMOCTAVA ETAPA

- Clasificación de la 18a etapa:

.1. Maximilian Schachmann (ALE/Quick-Step Floors) 4h.55:42

.2. Rubén Plaza (ESP/Israel Cycling Academy) a 10

.3. Mattia Cattaneo (ITA/Androni Giocattoli-Sidermec) a 16

.4. Christoph Pfingsten (ALE/Bora-Hansgrohe) a 01:10

.5. Marco Marcato (ITA/UAE Team Emirates) a 01:26

.6. Michael Morkov (DIN/Quick-Step Floors) a 01:36

.7. Viacheslav Kuznetsov (RUS/Katusha-Alpecin) a 01:52

.8. Jos van Emden (HOL/LottoNL-Jumbo) a 03:22

.9. Alex Turrin (ITA/Wilier Triestina-Selle Italia) a 03:29

10. Davide Ballerini (ITA/Androni Giocattoli-Sidermec) a 05:09

13. Tom Dumoulin (HOL/Team Sunweb) a 11:03

14. Chris Froome (GBR/Team Sky) a 11:03

20. Simon Yates (GBR/Mitchelton-Scott) a 11:31

- Clasificación general:

.1. Simon Yates (GBR/Mitchelton-Scott) 75h.06:24

.2. Tom Dumoulin (HOL/Sunweb) a 28

.3. Domenico Pozzovivo (ITA/Bahrain-Merida) a 02:43

.4. Chris Froome (GBR/Team Sky) a 03:22

.5. Thibaut Pinot (FRA/Groupama-FDJ) a 04:24

.6. Miguel Ángel López (COL/Astana Pro Team) a 04:54

.7. Rohan Dennis (AUS/BMC) a 05:09

.8. Pello Bilbao (ESP/Astana) a 05:54

.9. Richard Carapaz (ECU/Movistar) a 05:59

Llega al mercado una nueva línea de negocio de la empresa especializada en componentes artesanales de madera Mooose para todos aquellos ciclistas que no saben dónde colocar su bici en casa, así como su casco o su candado. ‘Cova’ es un sistema expositor para bicicletas que cuenta con espacio de almacenaje para sus accesorios y que da solución a estos problemas clásicos desde una perspectiva funcional, estética y de diseño cuidado.

El nombre de ‘Cova’ (‘cueva’ en valenciano) hace referencia al concepto en el que se basa su diseño, inspirado por las formas que la erosión del mar origina en las rocas de la costa, en concreto, de la Cova Tallada de Jávea (Alicante).

Con esta línea Mooose quiere reforzar su visión en la mejora de la relación de las personas con sus bicicletas “para que surja un amor irracional por ellas” y promover, así, su uso en la ciudad con la intención de que sus dueños vivan todos los días “la sensación de llevar ‘zapatos nuevos’”, valora Curro Galván, CEO de la startup, que está siendo actualmente impulsada por la aceleradora Lanzadera.

El sistema de ‘Cova’, disponible en chapa natural de fresno y teñido de negro, cuenta con espacio suficiente para casco, candado, guantes o gafas y también puede ser utilizado como estante decorativo en el que dejar la bici sin ocupar espacio en el suelo. “Es un producto que nace de la propia experiencia, ya que muchos tenemos un orgullo sano por nuestra bici y nos gusta hablar con nuestros amigos sobre, por ejemplo, las ruedas nuevas que le hemos comprado, pero acabamos dejándola encerrada en un trastero o en un garaje sombrío o con todos los accesorios repartidos por la casa; con este producto todo está ‘en su sitio’”, explica Galván.

El CEO de Mooose destaca de las bicicletas urbanas que son como “esculturas que merecen ser expuestas como las obras de arte funcional que son” y a las que quiere devolver “el sitio que se merecen”. Por ello, la línea de ‘Cova’ se elabora con el mismo mimo y cuidado que sus manillares: artesanalmente, pero apoyada por las últimas técnicas de fabricación digital, que les permita mantener un precio competitivo, y con materiales responsables como son maderas que no están en peligro de extinción y adhesivo al agua sin tóxicos.


Este fin de semana arrancó el Open de Euskadi Btt en Renteria sobre un circuito de unos 6km de cuerda y 200+ por vuelta. Las lluvias de la noche anterior lo dejaron bastante resbaladizo y duro.

A las 11 fue el pistoletazo de salida y pronto se formó un dúo cabecero formado por A.Carral y José Antonio Díez Arriola que irían juntos hasta la última vuelta, donde A.Carral conseguía soltar a Arriola y hacerse con la victoria y convertirse en el primer líder del Open Euskadi 2018.

Por detrás David Puente pelearía hasta el final por entrar en podium, pero el tercer puesto del cajón seria para D.Latasa.

En categoría femenina Mónica Carrascosa y Meritxell Henales trabajaron en equipo para intentar dar caza a Karla Cortazar, pero no lo consiguieron y se hizo finalmente  con el triunfo con Mónica segunda y Meritxell tercera.

Así compitió el BikeZona Team:
José Antonio Díez Arriola - Venía con un gran punto de forma después de correr la ABR y su 2º puesto lo confirma.
David Puente - Segundo top5 para él. Sigue en la pelea por entrar en podium.
Patricio González - Mejor que en Unzue, se le vio más fino y rodando siempre muy cerca del Top10.
Txaber Madariaga - No está encontrando el golpe de pedal en este inicio de temporada pero aun así acabó quinto en categoría sub23.
Ibai Arco - Se tuvo que retirar en la 2 vuelta por problemas respiratorios.
Mónica Carrascoca - Venía con mucha fatiga después de una gran ABR y logró una meritoria segnda plaza.
Meritxell Henalles - Todavía le falta rodaje y lo suyo es la larga distancia. Consiguió subir al tercer cajón del podium.
Gran fin de semana para el Bikezona Team en el estreno del Open de Euskadi consiguiendo tres podiums y dando muy buena imagen.

El ciclista australiano Caleb Ewan (Mitchelton-Scott) ha ganado al sprint la trigésimo primera edición de la Clásica Ciclista de Almería, con un tiempo de 4:35:28, seguido de Danny van Poppel (Lotto Jumbo) y Timothy Dupont (Wanty-Groupe Gobert).

11/02/2018
Act. a las 19:35 CET
EFE

0
La Clásica Ciclista de Almería, prueba de categoría 1.HC dentro del calendario UCI europeo, se ha celebrado con un recorrido de 185 kilómetros con salida en Almería capital y llegada en Roquetas de Mar.

Muy pronto se produjo la escapada de la jornada, en la que participaron siete corredores, entre ellos el ciclista almeriense Cristian Rodríguez (Caja Rural-RGA), que quiso ser protagonista en su tierra y se dejó ver ganando la general de la montaña.

Junto a él estuvieron como compañeros de viaje durante casi 150 kilómetros Diego Rubio (Burgos BH), Marc Buades (Fundación Euskadi), Axel Journiaux (Direct Energie), Maxim Belkov (Katusha-Alpecin), Rob Britton (Rally Cycling) y Dries de Bondt (Veranda's Willem).

La carrera transcurrió con el grupo de escapados manteniendo una ventaja en torno a los cuatro minutos por los altos de Cuesta Blanca, Lucainena, Balcón de Sierra Alhamilla y Turrillas, prácticamente todos ellos de manera consecutiva, antes de emprender el descenso de vuelta hacia Almería primero y luego hacia Roquetas de Mar.

Ya en ese tramo final el pelotón dio alcance a los escapados, acelerando el ritmo y preparando la llegada para sus referentes al sprint. En el circuito urbano de Roquetas entró el Lotto Jumbo tirando de la cabeza de carrera, aunque fue el Mitchelton-Scott el que logró la mejor ubicación en el tercer y último paso por meta para colocar a Caleb Ewan como ganador en ajustado sprint con Danny van Poppel (Lotto Jumbo).

Clasificación de la XXXI Clásica Ciclista de Almería:

.1. Caleb Ewan (AUS/Mitchelton-Scott) 4:35:28

.2. Danny van Poppel (NED/Lotto Jumbo) m.t.

.3. Timothy Dupont (BEL/Wanty Groupe-Gobert) m.t.

.4. Hugo Hofstetter (FRA/Cofidis) m.t.

.5. Florian Senechal (FRA/Quick Step-Floors) m.t.

.6. Marko Kump (SLO/CCC Sprandi Polkowice) m.t.

.7. Mads Würtz Schmidt (DEN/Katusha-Alpecin) m.t.

.8. Carlos Barbero (ESP/Movistar Team) m.t.

.9. Edward Planckaert (BEL/S.Vlaanderen Baloise) m.t.

10. Jon Aberasturi (ESP/Euskadi-Murias) m.t.

La marca Anglo-Española especializada en diseño y desarrollo de bicicletas eléctricas inteligentes de alta gama, acaba de abrir una campaña de crowdfunding a través de la plataforma Seedrs.com. con el objetivo de buscar financiación adicional para el lanzamiento comercial en España y Reino Unido de su producto estrella, “The Power Bike”.

La compañía de E-Bikes, que actualmente produce su bicicleta inteligente en sus headquarters de Vigo (Galicia), lleva más de dos años desarrollando un modelo único de bicicleta eléctrica. La Power Bike se fabrica con materiales propios de la Formula 1 como la fibra de carbono y cuenta con un innovador cuadro ergonómico que la hace única en el mercado. Además su cambio automático, GPS, sistema de seguridad por geolocalización, sistema de navegación y monitor de constantes vitales la sitúan como una de las E-Bikes más avanzadas del mundo.

La revolucionaria E-Bike, tiene acento español ya que su área de I+D, Diseño y Producción se encuentran en Galicia, concretamente, en Vigo. En donde un grupo de ingenieros criados en la Universidad de Vigo dan forma a la llamada “Formula 1” de las bicicletas.

Por otro lado , el trabajo de I+D llevado a cabo en su planta de Vigo le ha valido a Lavelle Bikes el galardón de mejor Startup gallega del año 2017, premio otorgado por el Ilustre Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Galicia.

La campaña esta abierta en www.seedrs.com/lavelle-bikes

 

Contacto

Carta al editor