Sanción de cinco años al ciclista francés que usó un motor

El uso de una bicicleta con motor le va a salir muy caro a Cyril Fontayne. Este cicloturista ha sido castigado con 5 años de sanción por la Federación Francesa de Ciclismo (FFC) después de que el pasado 1 de octubre se descubriese que participó con una bicicleta con motor durante la prueba ciclista de Saint-Michel de Double y el propio corredor reconociese la infracción y fuese cazado por las cámaras de France 3.

En la reunión de la Comisión Nacional de Disciplina de la FFC del pasado 29 de diciembre se decidió castigar a Fontayne por "violación deliberada de los reglamentos federativos", "incumplimiento al honor y la integridad" y por "un comportamiento que atenta a la imagen, la reputación y los intereses del ciclismo o de la Federación".

Por esta razón, el organismo decidió castigar al corredor con 5 años sin competir en pruebas de la FFC o participar directa o indirectamente en pruebas de la Federación, además de retirarle su licencia durante este periodo de tiempo. De esta forma, Fontayne no podrá volver a competir al menos hasta el 16 de noviembre de 2022, después de que la FFC le sancionase de forma provisional el pasado 16 de noviembre.

Hasta ahora la principal sanción por el uso de motores en competición ha sido para la corredora de ciclocross belga Femke Van der Driessche, que fue castigada con seis años tras encontrase un motor en su bicicleta en los Mundiales de Zolder en 2016, aunque la belga anunció su retirada de la competición antes de conocerse la sanción.

Contacto

Carta al editor